domingo, 19 de noviembre de 2017

Somos Perú y estamos de vuelta

Locura y algarabía total. La hinchada celebra toda la noche y se desplaza por las calles de la ciudad en un mar lleno de camisetas y gente alentando. El sueño finalmente se había cumplido y para todos los peruanos la pesadilla había terminado.

Celebraciones de hinchas - Clasificación de Perú a Rusia 2018
Lima, 15 de noviembre de 2017. El árbitro Clement Turpin daba el pitazo final y la emoción contenida por 35 años de larga espera se terminaba. Perú estaba de vuelta. Rusia 2018 es el destino de la selección peruana y su primera aparición mundialista desde 1982. Sí, casi 4 décadas pasaron, muchas eliminatorias y derrotas muy dolorosas que finalmente llegaron a su fin.

En mis casi 30 años de vida nunca había visto a Perú en el mundial. Así como yo, un 72% de mis compatriotas tampoco. No merecíamos esperar tanto. Pero esto ya es parte del pasado. Solo queda mirar hacia adelante y de una vez por todas de deshacernos de esa pesada mochila de 35 años. Y estoy seguro que todo cambiará.


La felicidad extrema en lo desconocido. El Perú amaneció con otro semblante, la selección de fútbol fue (y sigue siendo) el único tema de conversación en el país. El peruano está acostumbrado a sufrir y a veces más de lo que debería, las frustraciones acumuladas, la propia historia te carga con un pensamiento pesimista que trasciende el ámbito deportivo. Y este logro contribuirá a que todos nosotros seamos más optimistas y, sobre todo, que creamos en nosotros y en lo que podemos conseguir.

Premonición Rusia 2018
Nunca más (espero) se use el "cuando Perú vaya al mundial" para notar algo imposible, algo inalcanzable, ese momento en el que estaré seguro que no tendré que cumplir. La histeria colectiva llevó a que todo quien nos haya hecho una promesa así, ahora nos tenga que pagar, sacar una cita o darnos eso que tan confiadamente dejó que el tiempo se lo lleve.

Debo decir que estoy muy feliz. El sueño se hizo realidad. Por fin podré coleccionar el álbum Panini del mundial y ver a mi selección dentro. Farfán, Rodríguez, Gallese, Tapia, por nombrar solo unos cuantos tendrán su lugar. Ojalá que el cromo especial le corresponda a Guerrero, quien lo tendría más que merecido y a quien todos esperamos ver en Rusia 2018. Él más que ningún otro debe estar allí, por lo que la luchó, por todo lo que nos dio y por lo que podría darnos como equipo en Rusia.

Celebración de la selección peruana (Foto AFP)
Esto es solo el comienzo. Los días pasan y cada vez faltará menos para el inicio de Rusia 2018. Este 1ro de diciembre daremos un paso concreto más con el sorteo de la fase de grupos. Perú debe ir con humildad, teniendo en cuenta que no vamos hace 35 años al mundial. Qué grande sería que clasifiquemos la fase de grupos pero hay que ir paso a paso y sin presión.


El Perú está de fiesta, señores. Y todo Latinoamérica celebra. Las muestras de cariño de muchos países son realmente motivadoras y nos hace ver que el Perú es un país querido y respetado en el mundo. Gracias por este momento, gracias por esta alegría, gracias por hacernos olvidar por un momento de los problemas y por liberarnos de la tensión de tantos años de sufrimiento y tristeza. Ahora puedo decir SOMOS PERÚ Y ESTAMOS DE VUELTA.

domingo, 5 de noviembre de 2017

Guerrero y el futuro de Perú

La noticia del último viernes cayó como un baldazo de agua fría a todos los que seguimos a la selección peruana y que queremos que Perú vaya al mundial por primera vez en nuestras vidas. Paolo Guerrero es el ídolo máximo de la selección. El goleador histórico, el símbolo de garra, el líder y la figura más representativa y querida de los últimos tiempos.

La FIFA dictó una suspensión preventiva de 30 días sobre Paolo con lo cual se confirmó que no estará en los partidos ante Nueva Zelanda. Dentro de todo, la buena noticia es que aún no hay una sanción oficial por lo que todavía hay esperanzas de que Guerrero pueda asistir a Rusia 2018 si es que clasificamos.

Paolo Guerrero - posible doping
Como hinchas, esta noticia nos ha impactado y golpeado, en cierta forma, cómo vemos salir airosos del repechaje. Lo cierto es que, en el papel, Perú sigue siendo más que Nueva Zelanda. Sin embargo, eso lo tenemos que demostrar en la cancha. Cuando suene el pitazo inicial en Wellington veremos si esto desmotiva al equipo o lo fortalece, tratando de sacar el partido adelante por su capitán y por los 32 millones de peruanos.

Por el bien de todos, espero que clasifiquemos. Y si se da, que Paolo pueda estar. No me quiero imaginar lo que debe estar sintiendo en este momento. Gran impotencia, frustración, ver cómo todo lo que has buscado está a punto de desvanecerse y que podría no haber marcha atrás.

Más allá de las adversidades que siempre enfrenta Perú, confío en que saldremos adelante y clasificarnos al mundial por primera vez en más de tres décadas. Y, Guerrero estará allí cumpliendo su sueño y el de todos los peruanos. ¡Vamos Perú!

sábado, 30 de septiembre de 2017

Destino final: Rusia 2018

A pocos días de las últimas dos fechas de las Eliminatorias sudamericanas, la expectativa con la selección peruana está al tope al estar en un cuarto lugar de clasificación directa, una posición inédita a tan poco del final como nunca antes en los últimos 20 años.

Estamos en nuestro mejor momento en muchísimo tiempo lo cual se ve reflejado en el puesto 12 del ranking FIFA (la mejor clasificación histórica), ganar tres partidos seguidos en eliminatorias después de 20 años, ganar por primera vez en Paraguay así como la reciente meritoria victoria en Quito, nunca antes de manera oficial.

Y tal parece que, como nunca, los astros se están alineando a nuestro favor, como diciendo "este es tu momento". La última fecha doble no solo nos dejó un pleno de victorias (6/6) sino que muchos de los resultados de nuestros rivales directos nos favorecieron, consiguiendo que Perú escale hasta la cuarta posición y dependa de sí mismo para clasificar al mundial.

Como diría Coki Gonzales, "están pasando cosas". Y sí, claro que sí pues no solo nos están acompañando los resultados en esta instancia decisiva sino también los fallos de decisiones extradeportivas como el caso Cabrera de Bolivia el cual nos dio 3 puntos más y diferencia de goles +3 por el partido ante la selección altiplánica en La Paz. Sin estos tres puntos no estaríamos en zona de clasificación directa sino a tres puntos del quinto puesto del repechaje.

Perú vs Argentina (Rusia 2018)
Todos los factores son favorables, mas aún si se tiene en cuenta que la selección peruana viene en alza y con la moral al tope mientras que para sus rivales directos ocurre todo lo contrario. Esto lleva a que, según las estadísticas, Perú tenga 60% de posibilidades de clasificar al mundial. Eso sí, los partidos hay que jugarlos.

Se viene un partido durísimo ante Argentina este 5 de octubre. Una selección albiceleste que viene en un mal momento al empatar 1-1 de local con una Venezuela ya eliminada. Causa extrañeza que la gran cantidad de estrellas, lideradas por Lionel Messi, no logre engranar adecuadamente en el sistema del equipo de Sampaoli. Pero Argentina siempre será Argentina. Y más aún en una situación crítica para ellos donde podrían quedar fuera del mundial por primera desde México 70 donde fue eliminado por !oh coincidencia! Perú en la Bombonera. Esto hace que el partido sea muy peligroso por motivos externos, desde la cancha, la concentración, la alimentación y, principalmente, por el árbitro del partido que sin duda será localista. Para suerte nuestra (una vez más) el árbitro será de nacionalidad brasileña, lo cual no cayó nada bien en la interna argentina.

Está claro que Perú tiene mucho por ganar en Argentina pero tendrá casi todo en contra para que locales consigan la victoria; lo ideal será ser pacientes y jugar con la desesperación de Argentina.

Si bien el partido contra Argentina es vital, en el papel, es un partido que Perú, en su presupuesto, no tiene planeado ganar puntos. Conseguir al menos un empate sería un gran resultado aunque la mayoría de fichas deberían ponerse al partido contra Colombia. Tenemos la oportunidad de cerrar la clasificación ante nuestro público, por primera vez desde que se tiene este formato de eliminatorias. Y vaya que ahora sí es esto útil (están pasando cosas). Si a esto le sumamos que Colombia podría llegar ya clasificado (si es que ganan de local a Paraguay en la fecha previa) esto nos podría dar cierta ventaja ante una selección muy difícil pero que jugará más relajada y sin la necesidad imperiosa de ganar el partido en Lima.

A falta de dos fechas para el final, las combinaciones posibles todavía son muchas pero, a diferencia de otras ocasiones, Perú depende de Perú. Solo queda ser pacientes, confiar en nuestras capacidades y evitar cometer errores del pasado. Así, ojalá, tengamos la posibilidad de ir al mundial después de 36 largos años.

domingo, 17 de septiembre de 2017

Si el Perú estuviera más unido

Si el Perú estuviera más unido, el Congreso de la República no priorizaría sus propios intereses sobre los de todos los peruanos.

Si el Perú estuviera más unido, todos los partidos políticos podrían llegar a un consenso en busca de lo mejor para el crecimiento del país.

Si el Perú estuviera más unido, podríamos trabajar todos juntos para planificar nuestras actividades y así mejorar la productividad.

Si el Perú estuviera más unido, no estaríamos tanto tiempo sin clasificar al mundial. Hoy, después de mucho tiempo, gracias al trabajo en equipo sobre las individualidades estamos cerca de la meta.

Si el Perú estuviera más unido, ayudaríamos a nuestro compañero cuando no sabe algo o cuando podemos darle la mano si está a nuestro alcance.

Si el Perú estuviera más unido, no estaríamos haciendo distinciones entre colores de piel. Seguimos sin entender que somos país multiracial donde todos somos cholos y convivimos en un mismo espacio negros, blancos, mestizos e indígenas.

Si el Perú estuviera más unido, no habría una brecha tan grande entre los estratos socioeconómicos bajos y altos.

Si el Perú estuviera más unido, no estaríamos lamentando el éxito de otro peruano, por el simple hecho de que no somos nosotros.

Si el Perú estuviera más unido, los profesores realmente se preocuparían por la educación de los niños del país en lugar de priorizar sus intereses personales que, peor aún, tienen el pensamiento de personas que nunca saldrán adelante.

¿Se imaginan lo que sería el Perú si todos nos movemos juntos hacia el mismo lado? El crecimiento del país en los últimos 15 años ha sido impresionante pero si solucionamos nuestro egoísmo y nos unimos en busca del objetivo común, el Perú ya sería una potencia mundial.

Está en nuestras manos lograr que el Perú esté en el lugar que le corresponde. Como dirían los gringos, "hagamos grande al país".

miércoles, 2 de agosto de 2017

La decisión de Neymar, ¿buena o mala?

La novela del verano europeo parece estar llegando a su fin. El presidente del FC Barcelona anunció hoy que Neymar les comunicó que quiere irse del club catalán por lo que su llegada al PSG sería inminente. El costo de su cláusula de rescisión: 222 millones de euros.

Este será el traspaso más caro de la historia y marcará un hito en el fútbol mundial. Se espera que adicionalmente a la cláusula de rescisión, pago de salario y sponsors el costo total ascendería a 560 millones de dólares.

Este traspasd ha llevado miles de comentarios a favor y en contra de Neymar pero, ¿será buena o mala decisión para el astro brasileño? Los críticos argumentan que con el PSG no ganará nada, que se va por dinero y que es una mala decisión irse del FC Barcelona, club con el que puede ganar Liga, Copa y Champions y pelear al más alto nivel en una de las ligas más competitivas del mundo.

Por otro lado, están los que consideran que es una buena decisión. Su argumento principal es que nunca podrá ser el mejor en Barcelona porque siempre estará a la sombra de Lionel Messi, lo cual considero que es cierto.

Neymar: del FC Barcelona al PSG
En mi opinión, la decisión de Neymar es buena. Probablemente en Barcelona tenga más probabilidad (y finalmente gane) de obtener títulos pero quedándose allí solo podría estar a la sombra de Messi. Este es el principal factor por la que el brasileño se va del Barcelona, no por el dinero. En los 4 años que estuvo en España ganó casi todos los títulos que pudo haber ganado: Liga de España, Copa de España, Supercopa de Europa y de España, Champions League y Mundial de Clubes, es decir, ya no le falta ganar nada. Si a eso le añades que la meta de Neymar es ser el mejor jugador del mundo, esto no podrá conseguirlo en un club que se mueve alrededor de otro jugador, siendo esas posibilidades muy escasas.

El reto para Neymar es gigante. El PSG será super candidato para ganar la liga francesa, también la Copa de este país, sin embargo el objetivo principal será conseguir la Champions League. El obstáculo principal es que en el PSG será muy complicado ganarla porque todavía no tiene un equipo lo suficientemente sólido. Allí es donde apunta Neymar, tratar de remar contra todo, ser el líder indiscutible de su equipo que lo lleve tanto a él (a nivel personal) como a su club (a nivel colectivo) a ser los mejores del mundo.

La apuesta parece no tener marcha atrás y el tiempo dirá si la decisión es acertada o no. Personalmente creo que Neymar no podría progresar más ni sobresalir a la sombra de Messi. Podría ser que al igual que Maradona en el Napoli (y salvando aún las distancias), se cargue el equipo al hombro y pueda liderar una propuesta que finalmente lo catapulte como un ícono en la historia del fútbol internacional.