domingo, 25 de diciembre de 2016

Navidad: tiempo de perdonar

Los expertos indican que decir "perdón" se encuentra dentro de las 5 palabras más difíciles. Muchas veces el odio, la ira y el resentimiento nos atan a una vida donde le seguimos dando vueltas a un hecho del pasado y no nos permitimos avanzar.

Perdonar es liberarte (Lucas 6:37)
Perdonar no es nada sencillo y suele tomar bastante tiempo. Lo ideal es empezar haciendo una auto-evaluación de aquella situación que está generando esos sentimientos negativos hacia otra persona. Quizás las cosas pudieron haber sido diferentes pero el pasado no se puede cambiar y toca seguir adelante, aprendiendo de todo lo que nos tocó vivir.

Hace poco leí el libro Pensar bien, sentirse bien de Walter Riso en el cual da algunos consejos de cómo orientar nuestros pensamientos y que estos sean más racionales y a la vez saludables. En uno de los fragmentos del libro, Riso enfatiza precisamente el tema del perdón. Al mismo tiempo, siguiendo a otros autores como Comte-Sponville y Jankélévich indica que perdonar no significar olvidar, tampoco renunciar a lo que es justo; en cambio, significa no odiar, extinguir el rencor y los deseos de venganza (Riso, dixit). Adicionalmente, considero que perdonar es conseguir la paz interior, aceptar la realidad y aprender de las enseñanzas ocultas que a veces nos deja la vida.

Perdonar es volver ileso del pasado (Ciruelle)
¿Cómo aprender a perdonar? Esto, en realidad, depende de cada uno y el análisis que hagamos de las situaciones y el daño que nos hayan hecho. Riso, en su libro, define 5 caminos aunque, claro, puede que encontremos varios elementos de cada uno de ellos en una misma situación.

  1. Camino del amor: cuando este es desinteresado y es más grande que cualquier daño que se haya hecho. Por ejemplo, el amor de una madre a un hijo nunca se perderá.
  2. Camino de la compasión: la compasión es una un virtud afectiva donde las razones sobran (Riso, dixit), aquí llegamos a un punto en que el sentimiento de cara al otro se revierte.
  3. Camino de la comprensión: esto es, ponernos en lugar del otro. Entender por qué lo hizo y qué motivos lo impulsaron a hacerlo y así perdonarlo.
  4. Camino del desgaste: en este caso pienso que es por "bienestar personal". Me cansé de odiar, quiero ser libre de estos pensamientos y seguir adelante.
  5. Camino de la comparación: este camino es bastante interesante, sobretodo para los que somos consecuentes en nuestros actos. ¿Cómo hubiera actuado yo en la misma situación? Quizás hubiera hecho lo mismo, entonces, ¿acaso no me perdonaría a mi mismo?
Como vemos hay diversos caminos para poder perdonar a alguien. No es fácil pero si llegamos a hacerlo, tendremos la oportunidad de ser libres, de dejar de dar vueltas sobre un tema que tranquilamente ya puede estar cerrado y así tener la tranquilidad que todos anhelamos.

El perdón le da sentido al futuro (Anónimo)
Aprovechemos la Navidad y estas fechas para perdonar, para cerrar ese círculo dañino que no nos deja avanzar. No se trata de dignidad ni de que los demás se aprovechen de nosotros, se trata de dar el ejemplo y obtener la paz interior que nos ayude a liberarnos del pasado, vivir el presente y mirar con entusiasmo el futuro.

2 comentarios:

Paola Villavicencio dijo...

Muy buen post Diego ! El perdón da
Sentido al futuro

Diego Vera dijo...

Gracias Pao. Feliz Navidad nuevamente!