lunes, 11 de julio de 2016

Por qué ellos sí y nosotros no

10 de julio 2016. Cristiano Ronaldo levanta el trofeo de la Eurocopa con Portugal por primera vez en su historia.

26 de Junio 2016. Messi falla su penal y Argentina pierde una nueva final, la sexta consecutiva.

El diario Olé, el principal de Argentina, a raíz de estos dos hechos se hace la pregunta en la portada de hoy, ¿Por qué ellos sí y nosotros no?

Portada del Diario Olé de Argentina 11.07.16
Interesante pregunta a decir verdad. Portugal jugó una mala Eurocopa y ganó sin convencer, jugando a la defensiva con una sola victoria en los 90 minutos. La eterna rivalidad entre Cristiano Ronaldo y Messi tuvo dos desenlaces totalmente opuestos con solo final feliz para el portugués. Ahora, dejando de lado si el título de Portugal y la nueva decepción argentina fue culpa de sus máximas estrellas, ¿existe la justicia? ¿Acaso queremos buscar excusas para esconder nuestros errores? Pienso que la suerte sin duda existe pero nosotros debemos dirigirnos hacia ella para que esta aparezca, evidentemente no cae del cielo.

Muchas veces nos hemos hecho esta pregunta también en nuestra vida diaria, ya sea porque quizás no entendemos por qué ascendieron a ese compañero "injustamente" o porque tienes a un amigo que siempre tiene enamorada y tú no o cualquier otra situación que te hace cuestionarte si realmente el orden del universo está confabulando en contra tuyo. Ante un infortunado evento, solemos decir que "todo pasa por algo" y luego vendrá algo mejor. Sin embargo, volviendo a los logros deportivos, ninguno de estos normalmente se superpone por lo que este pensamiento no tendría mucho sentido (siempre queremos ganar).

La Suerte - Fuente: KRMN
Las derrotas duelen y sí, algunas mucho más que otras. A pesar de nuestro instinto natural de siempre querer ganar, creo que las derrotas sirven mucho para analizar nuestros errores y que estos no los cometamos en una próxima ocasión. Nos podemos equivocar una, dos, tres veces pero la clave está en seguir intentando y mejorando; no nos podemos quedar mirando al del costado y lamentándonos de una situación. Voltear la página es casi siempre la mejor solución aunque indudablemente no es nada sencillo.

Una historia inspiradora que he leído recientemente es la del Coronel Sanders, la emblemática figura de KFC. Este personaje tuvo una vida muy difícil, perdió a su padre cuando tenía solo 5 años, aplicó a la escuela judicial y lo rechazaron, probó como vendedor de seguros y volvió a fallar, a los 20 su esposa lo dejó y se llevó a su hija. A los 65 años, luego de su retiro, tuvo su primer cheque por solo 105 dólares. Luego, tuvo la gran idea de cocinar y así creó Kentucky Fried Chicken y murió siendo billonario. Lo mejor que le pasó fue casi al final de su vida, después de haber intentando una y otra vez y nunca haberse rendido.

Cada uno crea su propia historia y depende de cómo manejemos los vaivenes y las dificultades que se nos presenten será que podremos, en algún momento, conseguir eso que tanto queremos. ¡Ánimos!

No hay comentarios.: